Tag Archives: afortunadamente

14jun/15
Thumbnail

Bottle Rock – Música harmonizada com vinho e ótima culinária

Imagina um evento ao ar livre que ofereça música ao vivo, comida de chef e vinho de qualidade. Pois é, essa a proposta do Bottle Rock, um Festival que acontece anualmente no Napa Valley, na Califórnia, e que reúne  em três dias de festa mais de 120 mil pessoas. O evento está ganhando cada vez mais notoriedade no mundo. Esse […]

Bottle Rock – Música harmonizada com vinho e ótima culináriaBlog Vinho Tinto.

From:  

Bottle Rock – Música harmonizada com vinho e ótima culinária

02fev/15
Thumbnail

Atrasos con el 3° número de la revista

¿Y, papá? ¿para cuando el 3° número?
Deben saber que estoy un poco atrasado con el nuevo número de la revista. El esfuerzo sigue enfocado en hacerla bimestral, pero está vez no pudo ser. El número de febrero tendrá que esperar hasta marzo. Ya tengo algunas partes armadas, pero al estar todo enero sin conexión a Internet y con la mayoría de los colaboradores de vacaciones, fue imposible que saliera como estaba programado.
Sinceramente, podría haber salido una “mini-edición”, pero ¿por qué conformarnos con una versión degradada?
Son las ventajas y desventajas de ser amateur. Como no tenemos la infraestructura y el dinero de otras publicaciones nos pueden pasar cosas así. Pero, por otra parte, al no tener compromisos comerciales, podemos darnos el gusto de fallar. Afortunadamente, el blog pudo mantener su regularidad y no fallarle a los lectores.

Habrá que ser pacientes.

Read this article: 

Atrasos con el 3° número de la revista

14out/14
Thumbnail

Impresionante vertical de Mendel Unus con Roberto de la Mota

Para un amante del vino hay muchos momentos gloriosos, el más cotidiano es abrir una buena botella; otro puede ser conocer a un enólogo que respetás mucho, poder hablar con él y entender su filosofía creativa; otro es una vertical de ese vino icónico o superlativo; otro es compartir la bebida con amigos; etcétera. Imaginen todo eso junto y el 90% de esta nota estará dicho.
La convocatoria fue en el nuevo local de la Vinoteca Virtual Mr. Wines, que sigue siendo virtual pero tiene un bonito espacio para hacer entregas de mercadería y las degustaciones con que nos suele sorprender Fernando Musumeci. El asunto es que después de una serie de twits y aprovechando que iba a estar en Buenos Aires, Roberto de la Mota se ofreció a organizar una vertical de su icónico Mendel Unus. Por estos días Mendel está de festejos, hace 10 años que lograron su primera cosecha y este vino es la máxima expresión de sus viñedos y la mano del enólogo. Fue una de las únicas verticales que se hizo del Unus en Buenos Aires, e incluyó desde la añada 2004 hasta a 2012.
Para quienes nunca lo probaron el Mendel Unus es un blend de Malbec y Cabernet Sauvignon que ahora está incorporando pequeños porcentajes de Petit Verdot. “Siempre me gustó hacer cortes”, nos confiesa el enólogo mientras nos explica que el Malbec proviene de tres fincas ubicadas en Mayor Drummond, Perdriel y Altamira (la famosa Finca Remota, de donde sale su single vineyard), mientras que el Malbec y el Petit Verdot provienen de Perdriel. Roberto de la Mota es uno de esos enólogos a los que la madurez les da cierta templanza para evaluar las cosas. Confía en la madera bien puesta y en la mano del hombre, que es la que hace el vino.
Fuimos probando de a dos vinos por vez, empezando desde la última añada. Así resultó más divertido y pudimos ir comparando añadas. El Mendel Unus 2012 todavía no salió al mercado, es maduro, complejo, estructurado, con abundantes aromas de fruta negra y flores. Está muy joven aún y toda su opulencia resulta seductora. En cambio, el Mendel Unus 2011 es más austero, más liviano, con la fruta menos madura. Todo se vuelve equilibrado y sutil. Roberto nos irá explicando detalles de cada añada, por ejemplo estas incorporan Petit Verdot para darle complejidad. Quien nos habla es el hombre que introdujo en el país la cepa, junto con el Viognier, el Gammay y el Cabernet Franc. Para más datos, el Petit Verdot que tienen implantado es clonado de los de Château Margaux.
El 2010 iba en la línea del anterior, austero de aromas y estructurado en boca. Un vino largo que largo que se abre muy lentamente en la copa y va ganando complejidad, en la boca tiene un juego como que “va y viene” por el paladar. El 2009 vuelve a la abundancia de aromas, fruta madura, flores. Es aterciopelado en la boca, más maduro y la evolución se siente un poco más. Este contraste se irá repitiendo de añada en añada, “es la diferencia entre años cálidos y años frescos” interviene el maestro. Los años cálidos dan fruta más madura y abundancia de aromas, por eso ganan altos puntajes cuando son bebidos jóvenes. Los años fríos son más austeros y frescos en boca, no impactan inicialmente pero son los que mejor evolucionan con los años. Es lo que pasa al contrastar las añadas 2008 y 2007. Mendel Unus 2008 es maduro, se siente el Cabernet Sauvignon y la evolución lo volvió más “pesado”; por su parte el 2007, tiene una buena acidez y una linda evolución, muy agradable, largo y de complejos aromas de flores silvestres y pimientos. “Fue una añada espectacular” dice De la Mota y le pone la firma.
Cuando inició el proyecto Mendel en 2004, compraron unos viñedos de 1928 que hubo que equilibrar. Recién en 2007 se pudo usar toda la viña y hoy ya está todo homogéneo y mejor trabajado. Quizás por eso los tres últimos que probamos (los tres primeros en salir) son algo diferentes a los anteriores. La fruta del 2006 tira hacia la mermelada, estructurado, pero grato. El 2005 comparte su “sucrosidad”, pero lo noté más complejo y con la acidez más marcada. Denso y con los taninos marcados, estaba impecable tras todos estos años. Por último cerramos con el 2004, el primer Unus y a la vez el menos Unus de todos. Complejo, maduro, conserva la fruta y notas complejas como las violetas. En boca se nota más la evolución, pero todavía está entero.
En una noche, probamos toda la historia del blend de Mendel y conseguimos una mejor impresión global. Personalmente me quedo con las añadas frías, su concepto parece más sólido. Sin embargo, cuando las añadas cálidas están jóvenes me gustan mucho porque te pasan por arriba. En fin, hay un vino para cada consumidor y un momento para cada vino. Afortunadamente hay quienes saben hacerlo bien y tienen la humildad para explicarlo. Ya lo dije alguna vez, Roberto de la Mota brilla en el firmamento de los enólogos argentinos.
Una pequeña mirada al nuevo local de Mr. Wines

Originally posted here:

Impresionante vertical de Mendel Unus con Roberto de la Mota

07ago/14
Thumbnail

505 – Otra cara del Cabernet

Quizás también te pase, hay días que son para un Malbec goloso, otros para un blanquito refrescante, hay días que te levantás Pinot Noir y en otros querés toda la violencia de un Cabernet salteño. Afortunadamente, tenemos un país que nos brinda muchos varietales de muchos estilos diferentes. Esa diversidad puede confundirnos, pero debemos aceptarla y bucear en ella porque no hay nada más lindo que tener tanta variedad para elegir.
Para esos días en que querés un vino con personalidad, cumplidor y que guste a la mayoría podés volcarte por el 505 Vineyards Cabernet Sauvignon 2013. En casa gustó mucho, incluso a las damas, que no quieren saber nada con los Cabernet “machos” que nombrábamos antes.
Este vino de Bodega Casarena cuesta $65 y se acomoda muy bien en un rango de precios que se está poniendo difícil. Bernardo Bossi Bonilla buscó un vino ágil y fresco, de bajo alcohol y apenas un toque de madera que aporta complejidad. Un vino moderno que se deja tomar fácilmente, acompañado de una nueva etiqueta que refuerza esa imagen. Sus aromas rezuman fruta como el cassis y toques de madera que recuerdan al cedro. En boca es ameno, hasta levemente dulce, con taninos para nada incómodos y un buen final que suma fruta roja.
En conclusión, un Cabernet Sauvignon apto para todo público, rico, sabroso y dinámico.
“El 505 no falla”, escribió alguien en mi muro de Facebook y tiene razón.

Para saber más de la bodega, les dejo el link de nuestra visita:
Crónica de una visita a Bodega Casarena

Continue reading:  

505 – Otra cara del Cabernet